Los españoles, concienciados con el cambio climático

Organizaciones internacionales como Pew Research y YouGov calculan que más del 80% de la población es española está sensibilizada ante la problemática del cambio climático

 

Según el último Índice de Riesgo Climático Global (IRC), elaborado por la ONG Germanwatch y presentado en Madrid en el marco de la COP25, España está dentro del grupo de los 30 países más vulnerables a este fenómeno. Algo que no es ajeno a sus habitantes: cada vez de manera más frecuente se suceden sequías e inundaciones repentinas, alternadas con potentes granizadas y olas de calor.

Con esta situación, no es de extrañar que nuestra nación sea también una de las más comprometidas para frenarlo. Según datos del think tank estadounidense Pew Research, el 81% de los españoles cree que el cambio climático es una amenaza. Una cifra muy similar a la que arrojaba el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hace apenas un año y ligeramente inferior a la que publicaba recientemente la firma británica de investigación de mercados y análisis de datos YouGov.

Este último ranking nos sitúa como el tercer país del mundo más concienciado en este campo, mientras que el de Pew Research coloca a España en cuarto lugar. Posiciones vinculadas al sentir general de la población pero también a las medidas que se están adoptando desde organizaciones públicas y privadas para intentar frenar de alguna manera las emisiones de gases de efecto invernadero y el calentamiento global.

 

Cartera de medidas

 

A lo largo del último año, España ha elaborado un paquete de medidas, orquestadas en gran medida desde el Ministerio de Transición Ecológica siguiendo las directrices de la Comisión Europea. Además de poner fin al llamado impuesto al sol y de desarrollar la normativa para la autogestión energética, se ha elaborado el borrador del primer anteproyecto de ley de Cambio Climático, que ya se ha hecho llegar a Bruselas.

Otra de las medidas que ya está en marcha y que va adaptándose a los cambios sociales y medioambientales es el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), un documento estratégico que incluye las líneas de acción de España en esta materia y que ha sido valorado positivamente por la Comisión Europea y por entidades independientes.

A todo ello se añade la Estrategia de Transición Justa, que sigue las directrices sobre este sentido desarrolladas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que el Gobierno ya ha empezado a poner en marcha a través de la implementación de convenios en territorios afectados por cierres de centrales térmicas. Su objetivo no es otro que mantener y crear nueva actividad y empleo en estas zonas para evitar un impacto negativo sobre el mercado de trabajo.

 

Comprometidos con los ODS

 

La lucha contra el cambio climático ocupa un amplio espacio en el desarrollo de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la Organización de Naciones Unidas en su Agenda 2030. En este sentido, España ha adquirido un fuerte compromiso para cumplir con todos ellos. De hecho, ocupa el puesto 21 de 162 países analizados en el informe Sustainable Development Report 2019, elaborado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN).

Este documento basa sus resultados en datos de organizaciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la OCDE y está auditado por la Comisión Europea. En concreto, España obtiene sus mejores resultados en el ODS 6 -agua limpia y saneamiento- y en el ODS 7 –energía asequible y no contaminante-.

En este último punto influye el que nuestro país sea la 12ª potencia mundial en renovables, según el último informe de la International Renewable Energy Agency (IRENA). El 17,5% de la energía que se consume en nuestro país es renovable, y casi el 50% de la electricidad que gastamos procede de fuentes inagotables, teniendo en cuenta los datos de Red Eléctrica Española (REE) y de la Asociación e Empresas de Energías Renovables (APPA).

 

FUENTES: