Con más de 2.300 donantes, ocupa por 28º año consecutivo el primer puesto mundial y supone el 20% del total de donaciones de órganos en la Unión Europea

 

Un año más, y ya van 28 consecutivos, nuestro país se coloca como líder mundial en donación y trasplante de órganos. Con una tasa de 49,6 donantes por millón de población (p.m.p) que permitió realizar 5.449 trasplantes, las cifras de España se resisten a tocar techo y demuestran el carácter indiscutiblemente solidario de los españoles.

Así lo reflejan los últimos datos –relativos a 2019- del Registro Mundial de Trasplantes que gestiona la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) desde hace 14 años como centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En concreto, el año pasado se registraron un total de 2.302 donantes de órganos, lo que permitió realizar 3.423 trasplantes renales, 1.227 hepáticos, 300 cardíacos, 419 pulmonares, 76 de páncreas y 4 intestinales.

Las cifras que del Registro Mundial también muestran la importante contribución de nuestro país a la donación de órganos en todo el mundo: con tan solo el 9,1% de la población europea y el 0,6% de la mundial, España aportó el 20% de las donaciones de órganos de la UE y el 6% de las registradas en todo el planeta.

En lo que refiere a los trasplantes, España alcanzó en 2019 una tasa de 117,4 trasplantes p.m.p, solo superada por Estados Unidos (con 123,4 p.m.p) debido a su importante actividad trasplantadora de donante vivo. Nuestro país ocupa, no obstante, un indiscutible primer puesto mundial en trasplantes de donante fallecido, con una tasa de 107,9% trasplantes p.m.p, por encima de los 100,9 p.m.p de EEUU.

La importante actividad registrada en España durante 2019 ha acrecentado aún más la distancia entre nuestro país y la media de la UE, donde tanto la actividad de donación como la de trasplantes ha permanecido estable, situándose el año pasado en 22,5 donantes fallecidos p.m.p y 67,2 trasplantes p.m.p. Entre los países europeos que siguen a España –a gran distancia- en tasa de donantes figuran Portugal (33,7 p.m.p), Croacia (32,0 p.m.p), Francia (29,4 p.m.p) y Bélgica (27,7 p.m.p). En cuanto a trasplantes, a nuestro país le siguen Francia (90,2 p.m.p), Portugal (82,2 p.m.p), Noruega (82,0 p.m.p) y Austria (81,8 p.m.p).

 

 

Un modelo de referencia

 

Los buenos datos de España han convertido a nuestro país y, concretamente, al modelo de la ONT, en un referente mundial.

Entre otros, para Australia, que ha recibido asesoramiento de nuestro país y ha reproducido todos los elementos del modelo español, lo que les ha permitido mejorar su tasa de donación de órganos a lo largo de los últimos años. Y lo mismo ha ocurrido en Canadá, con una mejora progresiva. Mención especial merece América Latina, con quien España colabora desde hace 15 años a través de la Red/Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplante (RCIDT), tanto en materia de asesoramiento en gestión, como en formación de profesionales. En este continente, la donación ha aumentado en un 9% en 2019, con un incremento notable en Argentina, Chile y Brasil. Uruguay, concretamente, que actualmente lidera la actividad de donación en la región, ha duplicado sus datos desde que se iniciara la cooperación con España en 2005.

 

La actividad se ha mantenido durante la pandemia

 

La actividad de trasplantes en el mundo, aunque lentamente, ha seguido creciendo en el último año, con un total de 146.840 trasplantes en todo el planeta, lo que supone un 6% de incremento respecto al año anterior. También han aumentado en un 5% los donantes fallecidos, a los que se suman los donantes vivos de riñón e hígado.

Sin embargo, la tendencia creciente tanto en España como en el mundo se ha visto resentida en 2020 por la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. Pese a ello, desde el anuncio del Estado de Alarma y hasta el 3 de septiembre, se han registrado en nuestro país 1.649 trasplantes a partir de 760 donantes. Los protocolos claros para la evaluación y selección de potenciales donantes y receptores y el establecimiento de circuitos libres de Covid-19 dentro de las directrices del Plan PostCovid de la ONT y las Coordinaciones Autonómicas de Trasplantes han hecho posible el mantenimiento de la actividad pese a la situación epidemiológica.

 

Fuente: