• Mejora su puntuación en prácticamente todos los bloques del último Índice de la Economía y Sociedad Digitales (DESI) de la Comisión Europea

  • Destaca especialmente en el capítulo de Administración electrónica, en el que escala dos puestos; y en el de Conectividad, en el que se mantiene 5.º

 

España avanza en su transformación digital. Así lo reflejan los datos del último Índice de la Economía y Sociedad Digitales (DESI) publicado el 11 de junio por la Comisión Europea. Un estudio en el que, desde 2014, la institución ejecutiva de la Unión Europea supervisa los avances digitales de los Estados miembros a través de diferentes indicadores.

En la edición de 2020, España mejora su puntuación en cuatro de los cinco bloques y también aumenta su puntuación global, pasando de los 53,6 puntos en 2019 a los 57,5 puntos en 2020, lo que le otorga una 11.º posición en el ranking general de los 28 Estados miembros de la UE. Una clasificación que encabeza Finlandia (72,3), seguida de Suecia (69,7) y Dinamarca (69,1), todo ello sobre la base de datos previos a la pandemia.

El apartado en el que España destaca especialmente es el de los Servicios públicos digitales gracias, como señala el informe, a una oportuna aplicación de una estrategia digital por defecto en toda su Administración central. De esta forma, España mejora y logra 87,3 puntos, muy por encima de la media de 72 puntos de la UE, y aumentando 6,4 puntos con respecto a 2019. Unos resultados que le hacen escalar de la cuarta a la segunda posición en el ranking, solo por detrás de Estonia, con una puntuación de 89,3.

Unos datos que, según el informe de la Comisión Europea, muestran el alto nivel de interacción en línea entre autoridades públicas, ciudadanos y empresas. Especialmente buenos son los resultados en el indicador relativo a los servicios públicos digitales para empresas, en el que alcanza 93 puntos (por encima de los 88 de media europea); en el de datos abiertos, con 90 puntos (muy lejos de los 66 puntos de media en la UE). Asimismo, El 82 % de los usuarios de Internet españoles participa activamente en los servicios de administración electrónica, 6 puntos más que el año anterior y 15 más que en 2018.

El informe DESI subraya que la inversión del país en los datos abiertos de las administraciones públicas es “un ejemplo a seguir por las grandes economías de la UE”, y destaca que más del 98% de los servicios públicos están listos para ser digitales gracias a la aplicación del Plan Estratégico en Materia de TIC para 2015-2020. Considera, además, que el país puede seguir ampliando sus buenos resultados en administración electrónica si logra un consenso entre todas las administraciones públicas.

El documento de la Comisión Europea también destaca los grandes avances de España en materia de ciberseguridad. De hecho, según el último Global Cybersecurity Index de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), nuestro país es el 7.º país (de un total de 193 Estados miembros de ITU) más comprometido con la ciberseguridad.

 

En el top 5 de conectividad

 

 

El segundo apartado en el que España obtiene la mejor posición es en el de Conectividad. Ha pasado de los 55,4 puntos en 2019 a los 60,8 puntos en 2020 (más de 10 puntos por encima de la media europea), y consolida su 5.ª posición en la clasificación del DESI. Solo le superan Dinamarca, Suecia, Luxemburgo y Letonia.

El país está especialmente bien situado gracias a la amplia implantación de las redes de muy alta capacidad, que cubren el 89% de los hogares españoles, 12 puntos porcentuales más que el año pasado y muy superior al 44% de media de la UE. El despliegue de redes de fibra óptica (FTTP) sigue siendo una característica clave del mercado digital español, con una cobertura del 80% de los hogares, muy por encima del 34% de la media de la UE. Pese a las diferencias entre zonas urbanas y rurales, la cobertura de redes de fibra óptica en el ámbito rural español alcanza el 46% de los hogares, más del doble de la media de la UE (del 21%).

También se sitúa por encima de la media de la Unión Europea en la preparación para la tecnología 5G, con un 30% de cobertura y la décima posición.

 

Principales retos: la digitalización de empresas y la capacitación de la población

 

Como también indicaba el reciente informe sobre avance digital de la Fundación Telefónica, el gran reto de la digitalización española está en las empresas y en la mejora de las competencias digitales de los ciudadanos.

Respecto al primer aspecto, recogido en el bloque Integración de la Tecnología Digital del informe DESI, España ocupa el puesto 13 entre los países de la UE, con una puntuación de 41,2 (una décima menos que el año anterior), prácticamente igual a la media europea.

Según el documento de la Comisión Europea, el 43% de las empresas de España cuentan con un sistema electrónico de intercambio de información (por encima de la media del 34% en la UE), y el 11% del tejido empresarial del país accede a análisis de macrodatos (un punto porcentual por debajo de la media europea). El 16% de las empresas españolas utilizan la nube (un 18% en la UE) y casi un tercio de los negocios utiliza las redes sociales. Ligeramente por encima de la media europea, el 19% de las pymes vende en línea, pero solo el 7% lo hace a otros países. Solo el 9% de su volumen de negocios procede de ventas por Internet.

Como subraya el informe, España trabaja para mejorar estos datos. Entre otros, la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (SGIPYME) publicó en 2019 el Marco estratégico en política de PYME 2030. Por su parte, la Agenda del Cambio: hacia una economía inclusiva y sostenible, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, también de 2019, tiene por el objetivo de promover la educación, crecimiento, empleo de calidad, innovación y digitalización de las empresas, según su sector económico. A ello se suma las estrategias de digitalización del sector agroalimentario y forestal y del medio rural, estrechamente ligada a la Estrategia Nacional Frente al Reto Demográfico.

Por otro lado, España ocupa el número 16 de la UE en cuanto a capacitación digital del capital humano. Aunque está mejorando su puntuación, que alcanza este año los 47,8 puntos (3 más que el año pasado), y haya mejora una posición, sigue ligeramente por debajo de la media de la UE (49,3). Un 43% de las personas entre 16 y 74 años de nuestro país carecen de competencias digitales básicas, una cifra cercana a la media europea, pero en la que no obstante se está trabajando para aumentar. Entre otras, mediante la estrategia de capacitación digital del Ministerio de Economía, centrada en pilares como la inclusión, educación, empleabilidad, pymes, especialistas digitales y género. Prevé movilizar 4.000 millones de euros. A ella se suma el I Plan Estratégico de Formación Profesional del Sistema Educativo 2019-2022, adoptado en noviembre de 2019.

España también mejora en el uso de los servicios de Internet por parte de los españoles, que alcanza los 60,8 puntos y la 11.ª posición, por encima de la media europea. El 88% de los ciudadanos de España utiliza Internet, y entre las actividades más comunes está la reproducción de música, vídeos y juegos en línea (86%). El 60% de los usuarios de Internet españoles utilizan la banca online y el 64% compran en línea.

 

Fuentes: