La seguridad de un país influye en todos los ámbitos: desde el bienestar de sus habitantes y turistas hasta las inversiones extranjeras, pasando por la celebración de grandes eventos y los intercambios de estudiantes universitarios. España puede presumir de ser uno de los países más seguros del mundo y, por tanto, uno de los mejores marcos para el desarrollo de derechos, libertades y progreso económico.

Si Europa es el continente más seguro del mundo, según el Global Peace Index de 2018 del Institute for Economics & Peace, dentro de él España ocupa una posición privilegiada, según los últimos datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat). Entre los 41 países estudiados, nuestro país se encuentra a la cola en casos de homicidios intencionales y robos y atracos, y con índices muy bajos en agresiones y violencia sexual.

En cuanto a homicidios intencionados, la de España es la octava tasa más baja de los 40 países analizados por Eurostat, con 0,63 homicidios por cada 100.000 habitantes, muy inferior a la de países vecinos como Francia (1,31), Alemania (0,91) e Italia (0,67). También se sitúa en la cola en el número de robos y atracos: 351,16 por cada 100.000 personas, lo que le sitúa como el undécimo país más seguro en este aspecto, en contraste con aquellos en los que más robos se producen, como son Dinamarca (3.951), Suecia (3.810), Países Bajos (3.219) y Reino Unido (2.286).

También es baja la tasa de agresiones (ataques intencionados que causen heridas serias) de España, que se sitúa en 37,2 por cada 100.000 habitantes. Al nivel de países como Suecia y Noruega, y muy por debajo de Reino Unido (799), Bélgica (603), Luxemburgo (494) y Francia (363), que encabezan el ranking.

Respecto a la violencia sexual –cualquier acto sexual no deseado por una de las partes causado por fuerza física, amenaza, intimidación o uso de drogas- la tasa de España es de 18,7 casos por cada 100.000 personas, una cifra exponencialmente inferior a la de países como Suecia (179), Irlanda (171) y Reino Unido (149). España también tiene uno de los índices más bajos de violaciones: 2,69 casos por cada 100.000 habitantes, en contraste con los 71 de Reino Unido, los 64 de Suecia o los 55 de Islandia.

 

Los españoles se sienten seguros…

Además de serlo, los españoles perciben que España es segura. Según datos del CIS de febrero de 2019, solo un 4,2% de los encuestados considera la inseguridad ciudadana como uno de los tres principales problemas del país, lo que lo reduce al puesto 14 entre las preocupaciones nacionales.

Asimismo, el porcentaje de personas que declaran padecer problemas de delincuencia o vandalismo en su zona, ha pasado del 18,7 en 2004 a 8,7% en 2017, según datos del último Indicador de Calidad de Vida del INE.

Uno de los rasgos que mejor definen la sensación de seguridad es el hecho de caminar solo de noche. Según datos del INE, solo un 5,3% de españoles siente inseguridad al hacerlo. Dato que ratifica el Global Law and Order Report 2018 de la empresa demoscópica Gallup, que sitúa a España como el segundo país del mundo más seguro para caminar solo de noche. El 85% de los encuestados ha afirmado sentirse seguro al hacerlo, solo por detrás de Noruega (86%) y por encima de Alemania (80%), Reino Unido (75%), EEUU (72%) o Francia (70%).

 

…y los extranjeros también

La percepción de que España es un país seguro no solo la tienen sus ciudadanos, sino también quienes lo visitan. La seguridad es una de las categorías sobre España mejor valoradas por los extranjeros, solo por detrás de su carácter como destino turístico, su comida, sus ciudadanos y sus deportistas, según el Barómetro de la Imagen de España 2018, del Real Instituto Elcano. Un hecho clave para que España haya batido su récord de turistas por sexto año consecutivo, llegando a los 82,8 millones de visitantes, manteniendo su puesto como tercera potencia turística a nivel mundial –solo por detrás de EEUU y Francia-, y segunda en ingresos.

No es casual, por ello, que España ocupe el primer puesto entre 80 países como mejor destino para viajar solo, según el ranking publicado en 2018 por portal estadounidense US News, superando a Italia y Nueva Zelanda. Además del clima, ocio y oferta cultural, el índice tiene muy en cuenta el factor de la seguridad.

Sin olvidar, por supuesto, el atractivo que la seguridad ofrece a la inversión empresarial. España es, en este aspecto, el noveno mejor país para invertir o hacer negocios en 2018, según CEO World Magazine, por encima de potencias como Reino Unido, Francia o EEUU.

En definitiva, la seguridad no es únicamente un factor que ofrece estabilidad y bienestar al ciudadano, sino una garantía para el desarrollo de los derechos y las libertades de sus habitantes y un importante elemento de solidez económica y social.

 

FUENTES: