Con la llegada de la Transición, el viejo anhelo de “volver a Europa” se convirtió en realidad. El ingreso en las entonces denominadas Comunidades Europeas ha sido fundamental para España en la consolidación de su democracia, el progreso social y económico del país y una mayor influencia internacional.

Así lo han entendido desde entonces los españoles y, prueba de ello, es su resiliente europeísmo, a prueba de crisis. Todavía hoy, la UE es un proyecto en construcción y los españoles siguen creyendo en él y en el mayor papel que España puede tener en el mismo.

Una sociedad que se siente fuertemente europea

El sentimiento de pertenencia está asentado. Así, el 83% de los españoles se siente ciudadano de la Unión Europea (según los datos del Eurobarómetro Estándar 90 de la Comisión Europea, de otoño 2018). Para los españoles, la UE significa fundamentalmente libertad para viajar, estudiar y trabajar en cualquier lugar de la UE (46%), la moneda común (37%) y diversidad cultural (26%).

Según los datos del mismo barómetro, el 78% de los españoles está a favor de una Unión Económica y Monetaria europea con una sola moneda, el euro, y el 86% se muestra a favor de una política europea común sobre migración. De igual forma, el 72% de los españoles está a favor de un mercado digital único en la UE y un 85% defiende una política energética común entre los Estados miembros.

Un europeísmo que también refleja el estudio Global Attitudes Survey del Pew Research Center (primavera de 2018), que nos sitúa como segundo país con una visión más favorable a la UE. En esta encuesta, además, los españoles consideran que la UE promueve la paz (71%) y que hace lo propio con los valores democráticos (68%). Como puntos negativos, solo el 38% de los españoles aprueban la respuesta de la UE a la crisis económica, y el 26% a la crisis de refugiados.

Confianza en la UE

Según los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de diciembre de 2018, la UE es la institución que merece más confianza de todas, si bien es cierto que el 72% de los españoles considera que habría que tener más influencia en ella. De acuerdo con los datos de la 40ª oleada del Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE) de otoño 2018, la UE es considerada por los españoles como el área fundamental en sus relaciones internacionales, a gran distancia de América Latina, Marruecos, norte de África y Estados Unidos.

Según el mismo BRIE, el 83% de los ciudadanos considera que para España su pertenencia a la Unión es beneficiosa y un 67% es optimista respecto al futuro del proyecto compartido. No obstante, y a pesar de la confianza e importancia que se le da a la institución, apenas el 37% de los españoles señala que está bastante o muy informado sobre la UE.

El europeísmo en España goza de buena salud. A pesar del impacto de la grave crisis económica de los últimos años, la mayor parte de los indicadores apunta a una valoración positiva del proyecto común por parte de los españoles. Ello no significa, no obstante, que se considere que la acción europea ha sido siempre ejemplar o que no haya cosas que mejorar. En todo caso, lo más relevante es que los españoles creen que para responder a los retos del presente y del futuro, el proyecto comunitario es la mejor herramienta.

 

FUENTES: