Madrid está lista para acoger a los expertos del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), los evaluadores de la UNESCO que determinarán si el recorrido que va del Parque del Retiro hasta el Paseo del Prado merece ser Patrimonio de la Humanidad. Se trata del que probablemente es el espacio más relevante de la capital de España desde el punto de vista social, ambiental, histórico y cultural.

Y es que esta ruta no sólo alberga grandes y reconocidos museos como el Prado o el Thyssen-Bornemisza. También el Real Jardín Botánico o el antiguo monasterio de san Jerónimo el Real, ahora convertido en una ampliación del Museo del Prado. Y, lógicamente, el Parque del Buen Retiro, que pasó de ser una zona de descanso real en los tiempos de Felipe IV a un espacio de recreo para todos los públicos en la actualidad.

Sus 118 hectáreas, plagadas de fuentes y esculturas, son recorridas diariamente por cientos de visitantes, foráneos y autóctonos, a pie, en patines o en bicicleta. Incluso, remando en su gran lago durante los días soleados. Es un espacio abierto donde se suele hacer deporte, disfrutar de los teatros de títeres y hasta dedicarse a la lectura, sobre todo cuando las casetas de la Feria del Libro abren sus puertas.

Un conjunto global que va desde la fuente de la diosa Cibeles hasta, prácticamente, la estación de Atocha; que se ha convertido en toda una joya de nuestra historia y nuestra cultura, y que merece, sin duda, contar con un reconocimiento internacional.

La riqueza cultural y natural de España

La candidatura ‘Paseo del Prado y el Buen Retiro. Paisaje de las artes y las ciencias’ fue presentada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el primer trimestre del año y poco después sería seleccionada como candidata a ser declarada Paisaje cultural, dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Se convierte así en la única opción que representa a España en la próxima selección de la UNESCO en este ámbito. Si se alzase con el reconocimiento, nuestro país sumaría 49 bienes propios declarados Patrimonio de la Humanidad, entre culturales, naturales y mixtos. A ellos se añaden otros 18 bienes que son Patrimonio cultural inmaterial y 11 documentos distinguidos como Memoria del Mundo por la entidad dependiente de las Naciones Unidas.

Entre los espacios reconocidos con la distinción de paisaje cultural están la Alhambra de Granada, la mezquita de Córdoba, los conjuntos monumentales renacentistas de Úbeda y Baeza, la muralla romana de Lugo, el arte rupestre del arco mediterráneo y, desde hace solo unos meses, Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, entre otros muchos.

Aunque la Comunidad de Madrid ya cuenta con varios de estos puntos de reconocimiento mundial (por ejemplo, en Aranjuez y Alcalá de Henares), para su capital sería el primer bien declarado Patrimonio de la Humanidad. Aunque todavía falta bastante tiempo hasta saber si el eje Prado-Retiro se alzará con esta distinción.

Tras el paso de los especialistas de Icomos por Madrid, se realizará una segunda valoración de la candidatura y remitirá una propuesta definitiva a la UNESCO en mayo de 2020. La decisión final del Comité del Patrimonio Mundial se conocerá durante el próximo mes de julio.