Efectivos de la UME en Fuerteventura. Foto: EFE/ Carlos De Saá

Miles de miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) contribuyen a labores fundamentales contra el Covid-19 como la desinfección de residencias y espacios públicos, el transporte de medicamentos o el montaje de hospitales de campaña, como el instalado en IFEMA en tiempo récord

 

Si el personal sanitario, con su inacabable capacidad de sacrificio y profesionalidad, está dando la batalla contra el Covid-19 en hospitales y centros médicos, los hombres y mujeres que integran nuestras Fuerzas Armadas están haciendo lo correspondiente en calles y espacios públicos para preservar nuestra seguridad y bienestar, en una enorme movilización por todo el territorio nacional.

 

La Operación ‘Balmis’

 

El mismo domingo 15, horas después de decretarse el Estado de Alarma, se desplegaba la Unidad Militar de Emergencias (UME). Una fuerza conjunta, formada por efectivos de Tierra, Armada y Aire, con carácter permanente, encargada de garantizar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos en situaciones de graves riesgos, catástrofes u otras necesidades públicas.

Si bien la llamada Operación ‘Balmis’ se desplegó en un primer momento en las zonas donde la UME tenía más contingentes (Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, León, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife), a fecha de 24 de marzo se extendía ya a las 17 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, con más de 2.682 militares en 135 ciudades de toda España. Entre ellos, además del grueso de efectivos de la UME propiamente dicha, militares del Ejército de Tierra y de la Armada, entre los que se encuentran miembros de la Legión, la Fuerza Naval de la Armada, la Brigada Ligera Aerotransportable, la Infantería de Marina o la Brigada Extremadura.

En el despliegue de las Fuerzas Armadas, también se ha procedido a la activación de médicos militares en la reserva y se ha dado instrucciones a la farmacia militar para que incremente la fabricación de solución desinfectante hidroalcohólica, así como otros medicamentos genéricos que fueran necesarios.

 

Efectivos de la UME realizando labores de seguridad y desinfección en Córdoba. Foto: EFE / Rafa Alcaide

 

Desinfección y reconocimiento

 

En el control del brote de Covid-19, está resultado esencial la labor de reconocimiento, presencia y desinfección en infraestructuras críticas que está llevando a cabo la UME y las FFAA en estaciones de ferrocarril, autobuses, zonas portuarias, hospitales y centros sanitarios, edificios institucionales, áreas comerciales y vías principales. El objetivo es evitar la propagación del virus, a lo que suman las tareas informativas y de concienciación entre la población.

Durante los primeros ocho días del Estado de Alarma, las Fuerzas Armadas desinfectaron cerca de 800 instalaciones sanitarias y unas 310 residencias de mayores, además de instalaciones de la Administración General del Estado, entre las que se encuentran aeropuertos, puertos y estaciones de ferrocarril, centros penitenciarios e instalaciones de la DGT.

 

Seguridad en las calles

 

Las Fuerzas Armadas están apoyando también a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policía y Guardia Civil) en su labor de presencia en calles y puntos críticos. Los miembros de las FFAA que participan en las tareas de apoyo en el marco de la crisis del coronavirus tienen, además, carácter de agente de autoridad, lo que les faculta para dar órdenes a los civiles que incumplan las restricciones a la libertad de circulación necesarias para frenar el Covid-19 y, en caso de ser necesario, sancionarles. También están dando apoyo en puntos clave como las centrales nucleares de Almaraz, Trillo y Cofrentes.

 

Apoyo logístico

 

Un tercer ámbito de actuación de las Fuerzas Armadas es el apoyo logístico mediante transporte terrestre y aéreo, que incluye la recepción y distribución del material sanitario, el transporte de enfermos y, más recientemente, el traslado de los fallecidos por coronavirus en Madrid desde los hospitales hasta los cementerios y las instalaciones habilitadas para ello.

Trabajos de la Comunidad de Madrid y la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el acondicionamiento sanitario del pabellón 9 de IFEMA. Foto: EFE/Comunidad de Madrid

 

Hospitales de campaña

 

La Operación ‘Balmis’ está dedicando también sus esfuerzos al apoyo en la planificación e instalaciones de hospitales de campaña en IFEMA, Alcalá de Henares y 12 de Octubre de Madrid; los campamentos de Emergencia en IFEMA de Madrid, la Fira de Barcelona, León, Cádiz, San Fernando, Ceuta y Las Palmas; y el reparto de comida como en Cartagena.

Especialmente destacable es el enorme esfuerzo demostrado por la UME, junto a los trabajadores de la Comunidad de Madrid, en las instalaciones de IFEMA, donde tras 5 días de trabajo se ha habilitado un espacio para 5.500 camas de hospitalización y más UCIs, equipado tres pabellones con WC químicos y contenedores de duchas, módulo de laboratorio, camas articuladas y todo el equipamiento necesario.

 

Apoyo a las personas sin hogar

 

En esta emergencia sanitaria, las Fuerzas Armadas también está ayudando a uno de los colectivos más vulnerables: las personas sin hogar. Coordinados por los Servicios Sociales, están colaborando en la entrega de kits de higiene, alimentación y bebida para estar personas, además de orientación en medidas de prevención y asistencia. Participan también, junto a los profesionales de Protección Civil y las FF y CC de Seguridad del Estado, en el refuerzo de los centros sociales, el reparto de alimentos, la dotación de los comedores sociales y la habilitación de espacios necesarios, como el de IFEMA para personas sin hogar.

 

Más información: