En España, las festividades que nos anuncian el final del año suelen estar enfocadas hacia el rencuentro con familiares y amigos. ¿Pero qué ocurre con aquellas personas que no tienen con quién compartir estos momentos? Para evitar la soledad en estos días, sobre todo entre los más mayores, diversas entidades han puesto en marcha encuentros lúdicos que van a servir también para propiciar nuevas amistades que perduren durante todo el año.

Navidad_sin_Soledad_Thisistherealspain

EFE / Mariam A. Montesinos

Un ejemplo es el del Ayuntamiento de Logrosán, en Cáceres, que ha organizado cenas para Nochebuena y Nochevieja dirigidas a aquellos vecinos que viven solos y que no tienen familiares directos con quien celebrar estas noches señaladas. El comedor se ha preparado en la residencia de ancianos del municipio y tanto el coste de las cenas como los traslados de los comensales están siendo sufragados por el consistorio, en coordinación de la trabajadora social de la localidad.

De hecho, en Extremadura son varios los municipios que organizan eventos de las mismas características. Guadalupe, Villanueva del Fresno, Villanueva de la Vera, Torrejoncillo o Arroyo de la Luz son algunos de ellos. La mayoría llevan ya varios años celebrando estos encuentros y en muchos casos son los propios servicios sociales los que se acercan a la puerta de sus vecinos para invitarles a cenar en compañía.

Viajes en grupo

Por su parte, la Diputación de Granada ha organizado un año Programa de Convivencia de Mayores en Navidad, activo desde 1996. Se trata de una actividad dirigida a personas que superen los 65 años de edad, residentes en municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia y que no pueden disfrutar de estas fiestas en compañía.

En esta ocasión, 114 personas de 44 municipios de toda la provincia están pasando juntos las navidades en un hotel de Almuñécar. Con ello no sólo se pretende evitar que pasen estas fechas sin compañía, sino que también animarles a participar en actividades culturales, lúdicas y de ocio que les ayuden a trabar amistades: recitales de poesía, actuaciones en directo, bailes de salón, paseos por la playa, etc.

Un programa muy parecido al que la Comunidad Valenciana lleva implementando desde 1997: Nadal Entranyable. Gracias a él, 425 mayores de toda la región están disfrutando de las fiestas navideñas en compañía y de forma gratuita. Cinco días en régimen de pensión completa, con traslados incluidos, en hoteles de costa de cada una de las provincias. En concreto en Alfaz del Pi (Alicante), Oropesa del Mar (Castellón) y Gandía (Valencia).

Han podido acceder a esta iniciativa aquellas personas residentes en la Comunidad Valenciana mayores de 60 años que cumplan la condición de pensionistas o mayores de 65 años en todo caso, que presenten problemas de soledad. El objetivo final: ofrecer la posibilidad de encuentro e intercambio social y cultural y proponer un programa de actividades que fomenten el desarrollo personal y la ocupación del tiempo libre.

Apoyo todo el año

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay más de 1,8 millones de ciudadanos mayores de 65 años que viven en soledad. Para ayudarles a sobrellevar esta situación y animarles a la socialización no sólo existen estos programas puntuales, frecuentes al llegar la Navidad.

Afortunadamente, España cuenta con un importante número de servicios, asociaciones y agrupaciones que dedican su tiempo a dar soporte y compañía a los mayores que lo necesitan. Como por ejemplo la asociación Amigos de los Mayores, con presencia en Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana. Cuenta con más de 1.900 voluntarios que dan soporte a unas 1.700 personas.

Por otra parte, la agrupación Solidarios de Madrid lleva años promoviendo su Programa Convive por diversas universidades de la Comunidad Autónoma. A través de éste, un estudiante universitario puede vivir en la casa de una persona mayor durante el curso académico con el fin no sólo de que compartan tareas y gastos, sino también de promover el diálogo intergeneracional.

Éstos son sólo unos pocos ejemplos que plasman el carácter solidario de la sociedad española, sobre todo hacia los mayores en situación vulnerable. La mayoría han trabajado duro a lo largo de varias décadas para convertir a nuestro país en la gran potencia democrática, económica y social que es hoy en día. Una enorme gesta que nadie ha de olvidar.