Empresas farmacéuticas y hospitales participan en nuestro país en 58 estudios de posibles tratamientos frente al coronavirus, en los que participarán más de 28.000 pacientes

 

España se ha situado en los últimos años entre los cinco países europeos líderes en número de ensayos clínicos. Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), entre 2013 y 2017 en nuestro país arrancaron 3.142 investigaciones de este tipo, en su mayoría promovidas por la industria farmacéutica, lo que ha supuesto un crecimiento de casi el 50% desde 2004.

Un liderazgo que ahora también ocupa en la realización de ensayos clínicos para probar la eficacia de nuevos medicamentos desarrollados por las compañías farmacéuticas frente a la Covid-19. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recogidos por Farmaindustria, España es el 4º país del mundo donde se están realizando más ensayos clínicos para comprobar la eficacia de medicamentos contra el coronavirus. En concreto, son 58 estudios los que se han puesto en marcha en nuestro país, cifra solo superada por China -con 154-, EEUU -con 109- e Irán -con 63. A nivel europeo, nuestro país se coloca a la primera posición, seguido de Francia (51 ensayos), Reino Unido (17), Alemania (16), Dinamarca (13) e Italia (11).

Estos 58 ensayos clínicos están suponiendo más de 332 participaciones de hospitales españoles y se estima que participarán unos 28.000 pacientes, según datos del Ministerio de Sanidad recogidos por Farmaindustria. Además, se han puesto en marcha otros 67 estudios observacionales para evaluar la efectividad de los medicamentos en la práctica clínica real.

Los laboratorios farmacéuticos, además de coordinar estos ensayos, están donando todas las dosis de medicación necesarias para llevar a cabo las investigaciones de iniciativa pública.

 

Ensayos liderados por compañías farmacéuticas

 

EFE/Joédson Alves/Archivo

 

Son más de una decena las empresas del ámbito farmacéutico las que están realizando estas investigaciones.

Rovi y Rubió, y las filiales españolas de Gebro y Novartis, están realizando ensayos con hidroxicloroquina -un medicamento contra la malaria, la artritis y el lupus- en 62 hospitales de trece comunidades autónomas, involucrando a más de 4.000 profesionales sanitarios. La española Reig Jofre, por su parte, ha comenzado un estudio clínico doble-ciego entre una muestra de 300 profesionales de la salud con riesgo de contraer la Covid-19, administrando Manremyc, un complemento alimenticio oral.

Novartis también está desarrollando en España otros estudios para probar la eficacia de ruxolitinib y canakinumab, autorizados para distintos tipos raros de cáncer y enfermedades inflamatorias. Sanofi, por su parte, está investigando la eficacia de su fármaco sarilumab, autorizado para artritis reumatoide, en pacientes críticos hospitalizados en UCI por coronavirus.

La suiza Roche está investigando a nivel global, incluyendo España, la eficacia de su medicamento tocilizumab, un fármaco autorizado para artritis reumatoide que podría servir a pacientes con neumonía grave por Covid-19. La estadounidense Abbvie está probando los resultados de la combinación de dos antirretrovirales, Iopinavir y Ritonavir, en un ensayo mundial en el que también participan centros hospitalarios españoles.

Por su parte, Jazz Pharmaceuticals evalúa en España el fármaco defibrotide -para complicaciones de trasplantes hematológicos- en la prevención y tratamiento del distrés respiratorio. Sobi financia en nuestro país un estudio para analizar el efecto del medicamento anakinra -un inmunodepresor para enfermedades inflamatorias- sobre pacientes con neumonía grave por Covid-19. Y AstraZeneca investiga en hospitales españoles si su fármaco budesonida, corticoide inhalado, reduce el riesgo de distrés respiratorio agudo.

 

Investigación y oportunidades económicas

 

España se ha convertido en los últimos años en una potencia para el desarrollo de ensayos clínicos, llegando a ser el destino preferido para algunos inversores en investigación clínica tras EEUU. A esta posición preferente han contribuido la solidez de nuestro sistema sanitario, el prestigio de nuestros investigadores y médicos, las infraestructuras logísticas e investigadoras del país, una Administración sensible y una legislación pionera.

Los centros sanitarios e investigadores españoles participan en uno de cada tres ensayos clínicos que se desarrollan en Europa contra el coronavirus. Este protagonismo de España es una oportunidad no solo

El protagonismo de España en la investigación clínica de medicamentos contra el coronavirus puede ser una oportunidad tanto para atraer inversión internacional al sistema sanitario, como para mejorar el tratamiento de los pacientes de Covid-19, dado que los profesionales sanitarios que participan en las investigaciones científicas se ponen a la vanguardia en el tratamiento de la enfermedad.

 

Te puede interesar: