Imagen: Freepik

Ocho nuevos proyectos piloto en ocho comunidades autónomas mantendrán a nuestro país a la cabeza en despliegue de esta tecnología, clave en la recuperación económica y la vertebración territorial

 

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha adjudicado recientemente ocho nuevos proyectos piloto 5G, la quinta generación de redes móviles que permitirá una navegación hasta 10 veces más rápida de que la actual.

Los proyectos se desarrollarán durante 2020 y 2021 en ocho comunidades autónomas: Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y País Vasco. Permitirán explorar e identificar casos de uso y aplicaciones 5G en trece sectores, como son la seguridad, la agricultura, la industria, el turismo, la producción televisiva y la educación.

Las nuevas adjudicaciones contarán con un presupuesto agregado de casi 40 millones de euros, 12 de los cuales serán cofinanciados por Red.es, organismo dependiente del Ministerio, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Estos pilotos serán desarrollados por Uniones Temporales de Empresas (UTE), lideradas por diversos operadores de telecomunicaciones y suministradores de equipamiento y servicios para estas redes. Participarán también 68 entidades públicas y privadas como colaboradores, que experimentarán en sus aplicaciones las tres grandes mejoras aportadas por el 5G: banda ancha móvil de muy alta velocidad y capacidad, comunicaciones ultrafiables y de baja latencia, y comunicaciones masivas máquina a máquina.

Con esta nueva adjudicación –la segunda, tras la lanzada por el Ministerio a través de Red.es a finales del 2018, con un valor de 20 millones de euros- España seguirá liderando el despliegue de redes 5G en Europa. Actualmente es, de hecho, el país donde existe un mayor número de pilotos.

 

Impulso a la estrategia España Digital 2025

 

La tecnología 5G tiene una alta capacidad de contribución en la productividad económica y en la vertebración territorial. Según datos de la Comisión Europea de 2016, el impacto económico del 5G supondrá un conjunto de inversiones por valor de más de 5.000 millones de euros y la creación de más de 300.000 puestos de trabajo en España.

De hecho, el despliegue de redes 5G es uno de los ejes de la estrategia España Digital 2025, presentada por el Gobierno a finales de julio y en cuya elaboración han participado más de 15 ministerios y organismos públicos y más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales. Se trata de un conjunto de medidas, reformas e inversiones articuladas en diez ejes estratégicos, alineados a las políticas digitales marcadas por la Comisión Europea y un horizonte de sostenibilidad e inclusión. Se calcula que estas reformas estructurales movilizarán un volumen de inversión del entorno de los 70.000 millones de euros, 20.000 millones de fondos públicos (de ellos, 15.000 millones europeos) y otros 50.000 millones de inversión privada.

El objetivo de esta estrategia, especialmente tras el impacto del Covid en la economía, es impulsar la transformación digital de España como una de las palancas esenciales de la recuperación y el crecimiento económico, reducción de la desigualdad, aumento de la productividad y aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías. La agenda consta de medio centenar de medidas articuladas en torno a 10 ejes estratégicos: conectividad digital, liderazgo del despliegue de la tecnología 5G en Europa, refuerzo de las competencias digitales de los trabajadores y la ciudadanía, reforzar la capacidad española en ciberseguridad, impulsar la digitalización de las Administraciones Públicas, acelerar la digitalización de las empresas, agilizar la digitalización del modelo productivo, mejorar el atractivo de España como plataforma audiovisual europea, avanzar hacia una economía del dato, y garantizar los derechos en el nuevo entorno digital.

Todo ello alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y a la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.