Joaquín de Arístegui, Director General de la Oficina de la Secretaría de Estado, ha sido uno de los ponentes del principal evento de la industria futbolística, celebrado en Madrid

 

El director general de la España Global, Joaquín de Arístegui, ha sido uno de los más de 400 ponentes y de los 2.000 asistentes que en estos días ha congregado el World Football Summit. Se trata del principal evento dedicado a este sector en Europa que este año ha tenido lugar en el Teatro Goya de Madrid y que muestra los entresijos de la industria que mueve el llamado deporte ‘rey’. Un negocio que sólo en España generó 15.688 millones de euros en 2018 y creó 185.000 puestos de trabajo en la temporada 2016-2017, según el informe Impacto económico, fiscal y social del fútbol profesional en España, de la consultora PwC.

De Arístegui ha participado en la mesa de debate Madrid: The capital for Sportainment junto con otros cuatro ponentes relacionados con el mundo de la promoción, el marketing y el entretenimiento. Durante la charla se habló del trabajo que implica a nivel institucional organizar un gran evento deportivo, que va más allá de encontrar una fecha idónea en la agenda.

Se busca transformar a la ciudad anfitriona con un proyecto de orden social y cultural. Involucrar al público semanas o incluso meses antes, algo que crea una serie de oportunidades, no sólo comerciales sino de visibilidad para los deportistas y para el propio deporte en sí. Un juego en el que Madrid ha sabido entrar y moverse en los últimos años, diferenciándose a nivel internacional tanto en lo referente al fútbol como a otros deportes, como el tenis.

 

Joaquín de Arístegui (derecha) durante la 1ª sesión de la IV edición del WFS

España y el fútbol

El World Football Summit nació en España hace tres años de la mano de Jan Alessie y Marian Otamendi, un espacio de tiempo muy corto en el que se ha consolidado. Y que le ha servido para expandirse, ya que ha estrenado una versión asiática en Kuala Lumpur (Malasia) y pronto lo hará en el continente africano. Más concretamente en Durban (Sudáfrica), en 2020.

No es raro que un evento así tenga sus raíces en nuestro país. Dentro de nuestras fronteras tienen su casa los dos equipos que más facturan en el mundo: el Real Madrid (casi 751 millones de euros) y el FC Barcelona (más de 690 millones de euros). Además, entre el top 20 del listado también se encuentra el Atlético de Madrid (más de 304 millones de euros). Estos datos se extraen del estudio Football Money League 2019 elaborado recientemente por la consultora Deloitte.

Es evidente que el fútbol lleva tiempo siendo embajador de la imagen de España en el exterior, y más concretamente los dos equipos con mayor facturación. El FC Barcelona es también el segundo club con mayor número de socios: 163.000, y se calcula que tiene más de 450 millones de seguidores en todo el mundo. Mientras, el Real Madrid se coloca en la octava posición en número de socios con 92.000. Por otra parte, los partidos entre ambos equipos son capaces de generar una audiencia potencial de 650 millones de personas en todo el mundo.

 

Otros deportes

Aunque el fútbol es uno de los grandes referentes de España en el mundo, el deporte español también tiene grandes embajadores, como nuestras selecciones de baloncesto, femenina y masculina, con un envidiable palmarés a nivel internacional. El buen tenis de Rafa Nadal; las coreografías sobre el hielo del patinador Javier Fernández, recientemente retirado; los triunfos en bádminton de Carolina Marín; o la calidad de nuestros ciclistas, como Jonathan Castroviejo o Lluís Mas, son sólo algunos ejemplos de nombres españoles que resuenan en las competiciones más internacionales.