Además, es el país con mayor porcentaje de artículos científicos en este campo publicados en revistas de alto impacto (83,3%), según el último informe de la Asociación Española de Bioempresas

 

El campo de la biotecnología sigue avanzando en España. Así lo muestra el último informe AseBio 2019: Preparados para la España del mañana, de la Asociación Española de Bioempresas. El documento refleja el crecimiento del sector biotecnológico en materia de inversión, financiación, talento y diversidad, tejido empresarial, tendencias del entorno y resultados en colaboración en el último año, en un escenario previo a la pandemia de Covid-19.

Uno de los apartados donde destaca internacionalmente España es en la producción de artículos científicos en el campo de la biotecnología: nos situamos en 9.ª posición, con 10.935 documentos científicos biotecnológicos publicados entre 2008 y 2018, según datos de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) recogidos por AseBio. En total, se han publicado en España durante ese periodo más de 834.230 documentos científicos de todos los ámbitos, una cifra que también nos coloca en el top 10 de la producción científica global.

Además de su buena posición en número de documentos biotecnológicos, España se sitúa como el país con mayor porcentaje de artículos científicos en biotecnología publicados en revistas de alto impacto. En concreto, alcanza un 83,3%, al que le siguen EEUU (81,5%), Francia (80,8%) y Reino Unido (80,7%).

En el estudio AseBio también se destaca el peso de la colaboración internacional en la producción científica española en biotecnología, con un crecimiento constante entre 2008 y 2018. En concreto, el porcentaje de documentos de este ámbito científico firmados por instituciones españolas y extranjeras ha pasado de representar un 38% a un 58%, con casi 630 documentos –un porcentaje por encima del promedio de la ciencia en general en España.

En términos globales, la biotecnología española representa el 2,8% de la producción mundial y se cita un 30% más que la media mundial en el área. La protección de las innovaciones biotech españolas en el mundo procede principalmente de la Oficina Europea de Patentes (42%) y a través de patentes PCT (32%). Las 35 empresas biotecnológicas españolas asociadas a AseBio, asimismo, están presentes en 43 mercados de todo el mundo.

 

Crece la inversión en I+D, la financiación y el talento biotecnológico

 

El informe AseBio 2019, considerado la publicación de referencia del sector biotecnológico español desde 2003, también recoge los avances en el resto de ámbitos clave de la biotecnología.

Como en inversión I+D. Durante el año 2018, el sector biotecnológico invirtió unos 770 millones de euros en innovación y desarrollo, de los que el 71% corresponde a empresas biotech. Una cifra que sitúa a esta industria como la que más invierte en I+D, por primera vez por delante del sector farmacéutico. Las empresas biotecnológicas, en concreto, aumentaron un 13% su inversión. En cuanto al destino de esta inversión, el 43% de las empresas biotech lo destinaron a la retribución del personal en actividades de I+D.

En todo ello influye la mejora de financiación, gracias a una mejora de sus principales instrumentos: las ampliaciones de capital privado y el capital riesgo. El informe señala que, en 2019, se ha producido un nuevo récord tanto en el número de operaciones (23) como en el volumen de recursos captados (103 millones de euros) por las empresas del sector en ampliaciones de capital privado. La inversión en capital riesgo ha aumentado, por su parte, en 74 millones de euros en 2019. A ello se suma el crowfunding como herramienta de financiación, alcanzando los 10 millones.

El sector biotecnológico también ha mejorado en cuanto a talento y diversidad, con una alta contratación de investigadores y participación femenina. Aumentan también el número de matriculados en estudios universitarios en biotecnología, situándose en torno a los 7.000 alumnos, un 60% mujeres. Un porcentaje de participación femenina que se mantiene también en el entorno laboral: casi el 60% de los empleados de las biotech son mujeres, cifra solo superada por los sectores sanitarios, de servicios sociales y de farmacia.

Hasta la llegada de la Covid-19, los datos también eran positivos en la creación de empresas biotecnológicas. Durante 2018 se recuperó ligeramente el número de empresas dedicadas a actividades biotecnológicas, con 2.969 en total (751 biotech). Cataluña, Madrid, Andalucía y País Vasco concentran el mayor número de estas empresas.