Se sitúa por delante de Francia, Suiza, Canadá, EEUU o el Caribe entre los que están pensando instalarse fuera de su país de origen cuando termine la pandemia, según una encuesta realizada en 44 países

 

Pese a las dificultades provocadas por la crisis de Covid-19, los extranjeros siguen teniendo a España entre sus destinos favoritos. Y no solo para viajar y disfrutar de unas vacaciones, sino también para vivir fuera de su país de origen.

En concreto, España es el segundo destino favorito para quienes están valorando la posibilidad de instalarse en el extranjero tras la crisis sanitaria. Así lo afirma un 17% de los encuestados en 44 países por la consultora Knight Frank, una de las líderes globales del mercado inmobiliario. Solo le supera el Reino Unido, con un 30%, en un ranking en el que nuestro país queda a una importante distancia de Francia (9%), Suiza (4%), Canadá (4%), EEUU (4%), Caribe (4%), Australia (4%) y Portugal (2%), entre otros. La calidad de vida, la buena atención sanitaria y educativa, una política y moneda estable, y el fácil acceso a estos destinos son las principales razones por las que estos países están entre los favoritos.

Según el estudio, el 25% de los encuestados se plantean la posibilidad de cambiar de residencia el próximo año, de los cuales 4 de cada 10 se quedaría en la misma ciudad; el 26% cambiaría de ciudad, pero dentro del mismo país; y el 34% consideraría la opción de marcharse al extranjero –lo que, en el total de encuestados, supone un 9%.

Y, entre las principales razones de ese cambio de vivienda habitual, están, por este orden, la mejora de la residencia familiar habitual, la posibilidad de disponer de un mejor acceso a la atención médica de calidad y la opción de adquirir una vivienda de vacaciones en un destino con sol, seguido de razones comerciales y de empleo.

Según la consultora inmobiliaria, durante la pandemia y los meses de confinamiento ha habido tiempo para reflexionar sobre la forma en que vivimos y utilizamos el espacio, de forma que muchas personas se han dado cuenta de la necesidad de contar con mejores condiciones en sus hogares. Especialmente si, según la encuesta, cerca de dos tercios cree que a partir de ahora habrá más tiempo de teletrabajo que antes de la irrupción de la Covid-19. Por este motivo, las principales demandas o requisitos de los encuestados en este estudio son un mayor espacio en la vivienda –para, entre otras cosas, contar con un despacho- y su ubicación en el litoral.