El Salón del Cómic de Zaragoza y la Heroes Comic Con de Madrid cierran un 2019 repleto de encuentros dedicados a las novelas gráficas y tiras cómicas que van más allá del llamado tebeo

 

Entre el 13 y el 15 de diciembre se celebra el 18.º Salón del Cómic de Zaragoza, uno de los encuentros más importantes del sector en nuestro país y el único de gestión íntegramente pública. Durante tres días reunirá no sólo a los amantes de estas historietas ilustradas en todas sus variantes. También a más de 80 creadores, editores, entidades colaboradoras, distribuidores y demás agentes implicados en su elaboración y difusión.

Casi a la par, Madrid acoge la feria Heroes Comic Con, los días 14 y 15 de diciembre, en la que se entremezclan tebeos, novelas fantásticas, series de televisión y cine. Son estos los dos últimos grandes eventos del año en España en los que los cómics son protagonistas, de una lista de más de medio centenar de salones especializados que se celebran a lo largo y ancho de nuestro territorio.
De hecho, son varios los que ya están preparando sus citas de 2020, convirtiéndose en puntos de encuentro indispensables para los amantes de este arte que cuenta con miles de adeptos en nuestro país.

 

Cómic Barcelona

 

A nivel nacional, Cómic Barcelona es el evento que más público logra atraer, unos 112.000 visitantes en su última edición, y por ello se le considera el encuentro más importante de nuestro país en este ámbito. En 2020 celebrará su 38.º encuentro, programado entre el 8 y el 10 de mayo en Fira Barcelona Montjuic.

Entre las actividades que alberga están las típicas charlas con autores y actuaciones de cosplayers (seguidores customizados con todo detalle representando a sus personajes favoritos). Pero también se han creado espacios de encuentro en los que se propician las entrevistas de trabajo relacionadas con este sector y acciones que tienen como objetivo impulsar a las pequeñas editoriales.

 

Salón del Cómic de Valencia

 

Entre el 28 de febrero y el 1 de marzo de 2020 tendrá lugar el Salón del Cómic de Valencia, otro de los grandes encuentros anuales del sector que reúne a unos 25.000 visitantes. Por el momento ya se han confirmado algunos de sus contenidos, como una muestra inédita de Manuel Gago, creador del El Guerrero del Antifaz. Y participarán autores como Jordi Bernet, Marika Vila, Paco Roca, Sento y Cristina Durán.
El cartel ha sido diseñado por el dibujante español de la factoría Marvel Salva Espín, que también coordinará una exposición dentro del evento enfocada en los trabajos desarrollados a lo largo de la última década.

 

Desde el manga hasta Mortadelo

 

Además de los encuentros centrados en la creación nacional, desde hace ya unos cuantos años se han impulsado con fuerza las creaciones llegadas desde Japón: el manga y el anime, los trabajos de animación con el estilo característico nipón, se han colado irremediablemente en las ferias del cómic españolas. Hasta tal punto que ya existen encuentros especializados en este campo, como el Salón del Manga de Barcelona, que suele tener lugar en otoño, y los ExpOtaku que se han programado en diversas ciudades de España, como Tarragona (julio), Zaragoza (junio) o A Coruña (mayo).

No obstante, nunca faltan los autores nacionales, que van desde los clásicos de Ibáñez, como Mortadelo y Filemón, hasta los de mayor actualidad como la saga de Orlando y el juego, de Luis Durán o las novelas gráficas de Paco Roca. Todos ellos protagonistas de la historia del tebeo español, cuyos inicios (siguiendo la estela del cómic que conocemos hoy) se fechan a principios de siglo XX.

Según el investigador Antonio Martín, se considera la primera historieta española con globos de diálogo la serie El suero maravilloso de Robledano, publicada en 1910 por la revista Infancia. Aunque los mejores trabajos empezarían a llegar con el mítico TBO a partir de 1917, que consiguió lanzar tiradas de más de 220.000 ejemplares y en el que publicaron autores tan reconocidos como Ayné, Coll o Donaz.

Tras ellos llegaron otras muchas publicaciones de éxito y otros tantos autores de renombre, como La Codorniz de Miguel Mihura, en la que recalaron grandes del humor español como Miguel Gila, Forges, Chumy Chúmez y Mingote. Sus trabajos, que mezclaban humor, sátira y crítica, han servido de inspiración para un buen número de artistas, que han evolucionado en su mayoría hacia tipos diversos de novela gráfica de gran calado artístico.