Con 483 millones de hispanohablantes nativos, es la segunda lengua materna del mundo, que estudian casi 22 millones de personas en 110 países

El Instituto Cervantes presentó este martes el anuario El español en el mundo 2019, un profundo análisis del estado de la lengua española y su evolución durante el último año. Una vigésima edición presentada por el director de la institución, Luis García Montero, con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y del director de cine Pedro Almodóvar, uno de los mayores embajadores de la cultura española en el mundo.

Como recoge el estudio, un total de 580 millones de personas hablan español en el mundo, lo que supone el 7,6% de la población mundial. De ellos, 483 millones son hispanohablantes nativos, 3 millones más que el año anterior, lo que convierte a la española en la segunda lengua materna del mundo por número de hablantes. Además, lo estudian 21.882.448 personas en 110 países, 67.000 más que el año pasado (si bien estos datos no recogen el aprendizaje del español en academias privadas), y se ha consolidado como la tercera lengua más utilizada en Internet, donde tiene un gran potencial de crecimiento.

Para el director del Cervantes, la divulgación del español y su cultura contribuyen a contrarrestar problemas mundiales como “la intolerancia, los supremacismos o quimeras identitarias que consideran la diversidad como una amenaza”, ya que “enseñar un idioma es mucho más que enseñar un vocabulario, es compartir unos valores y mostrar una cultura e identidades abiertas y valores democráticos”.

En ese objetivo se enmarcan las presentaciones del Anuario en Nueva York (el pasado viernes) y en Los Ángeles (el día 21), acompañando de esta forma a los hispanos de EEUU. Un país que, en 2060, se calcula que sea el segundo país hispanohablante del mundo después de México; casi uno de cada tres estadounidense será hispano. También en EEUU el español es el idioma más estudiado en todos los niveles de enseñanza.