Desde el inicio de la crisis causada por la Covid-19, las organizaciones humanitarias en España han reestructurado sus recursos humanos y económicos para hacer frente a la situación y no dejar a nadie atrás

 

Cruz Roja está llevando a cabo el mayor despliegue de recursos humanos y económicos de su historia. Foto: Cruz Roja

 

Cruz Roja ante el mayor despliegue de su historia

 

Cruz Roja es, posiblemente, la organización que está concentrando el mayor número de apoyos y recursos. Hace ahora un mes lanzaba su plan Cruz Roja RESPONDE frente al Covid-19, dirigido especialmente a personas en situación de vulnerabilidad y la población general, en la mayor movilización de recursos, capacidades y personas de la organización en su historia.

En su primer mes, Cruz Roja ha alcanzado ya las 600.000 intervenciones. Con un presupuesto de 11 millones de euros, la organización está ayudando de forma directa a 1.350.000 personas, gracias a los cerca de 31.200 voluntarios movilizados hasta ahora en más de 1.400 puntos de atención. Un despliegue con el que cubren las necesidades básicas de alimentación, higiene, productos sanitarios y pago de suministros a 25.000 familias; realizan el seguimiento de 720.000 personas vulnerables a la Covid-19; y asisten psicológicamente a 200.000 personas en situación de soledad a través del teléfono.

También han puesto a disposición de las autoridades sanitarias sus recursos humanos y logísticos, como ambulancias; la construcción de infraestructuras hospitalarias temporales; equipos de intervención psicosocial; montaje y alojamiento para miles de personas sin hogar; y miles de equipos de protección individual.

Han sido muchas las empresas que se han sumado al Plan Cruz Roja RESPONDE: marcas de automoción como Jaguar Land Rover y Ford; entidades bancarias como BBVA y CaixaBank; grupos audiovisuales como Atresmedia; compañías de energía como Naturgy y Endesa; cadenas de supermercados como Auchan y Caprabo; Amazon, Mitsubishi Electric, Philips, clubs de fútbol y muchas otras entidades. También personalidades como Rafa Nadal y Pau Gasol, que animaron a través de las redes a participar en la recogida de fondos para el proyecto.

 

Médicos Sin Fronteras, a disposición de las autoridades sanitarias

 

Médicos Sin Fronteras ha puesto desde el principio en manos del sistema nacional de salud todo su personal y conocimiento sanitario. A través de plataformas de coordinación estatales, autonómicas y locales, han ofrecido su experiencia, modelos de manejo y propuestas alternativas, especialmente en Madrid y Barcelona, las zonas más afectadas por la pandemia.

Su objetivo ha sido el de absorber el mayor número de pacientes posibles para expandir las capacidades sanitarias y evitar el colapso. Destacan, por ejemplo, las dos unidades sanitarias de apoyo a los hospitales Severo Ochoa y Príncipe de Asturias, en la Comunidad de Madrid, con una capacidad de 200 camas entre ambos, y las unidades sanitarias externas en Cataluña.

Otra de las principales preocupaciones de MSF es la protección de los mayores. Para ello, equipos de la organización se están desplazando a residencias de toda España para evaluar riesgos e implementar medidas de higiene y protección, así como asesorar en el manejo de los casos. A todo ello se suma el Fondo Crisis Coronavirus, una campaña internacional de captación de fondos para financiar la respuesta de Médicos Sin Fronteras al desafío global de la Covid-19. El objetivo es alcanzar los 100 millones de euros.

 

Foto: MSF / Olmo Calvo

 

Nadie sin comida, la misión de los Bancos de Alimentos y Cáritas

 

La Federación Española de Bancos de Alimentos y Cáritas están poniendo todos sus esfuerzos en garantizar que nadie se queda sin comida.

Pese a las dificultades causadas por la suspensión de las recogidas de alimentos presenciales (las famosas ‘Operación Kilo’), que han reducido las existencias en sus almacenes, los Bancos de Alimentos siguen trabajando mano a mano con las entidades benéficas a través de las cuales reparten alimentos a personas desfavorecidas, adaptándose a las circunstancias y medidas de seguridad actuales. Solicitan, no obstante, ayuda económica y voluntarios para poder seguir abasteciendo sus almacenes y, así, a las personas en situación de vulnerabilidad.

Un llamamiento que también hace Cáritas, que al inicio de la crisis lanzó la campaña ‘Cada Gesto Cuenta’, con la que pretende recaudar fondos y sensibilizar sobre el impacto de la crisis en los más vulnerables. La organización está movilizando a las más de 5.600 personas contratadas y a los 85.000 voluntarios que tiene en todo el país. Entre otras muestras de su acción, Cáritas ha reabierto su centro de acogida en Valencia, para que las personas sin hogar puedan realizar allí su confinamiento; o la ampliación de estancias en el centro de acogida de Oviedo, para reducir la movilidad de las personas sin hogar y prevenir su contagio.

 

La infancia, el objetivo de Aldeas Infantiles y Save the Children

 

Aldeas Infantiles y Save the Children, por su parte, están trabajando para garantizar el bienestar de otro de los colectivos más delicados: los menores.

La primera, a los más de 6.000 niños y niñas a los que presta acompañamiento y ayuda en España: unos 1.155 niños que crecen en sus programas de protección (en familias de acogida o en las ocho aldeas de la organización en España), y aquellos cuyas familias se encuentran en situación de vulnerabilidad y presta acompañamiento y ayuda. En ambos casos, Aldeas Infantiles ha preparado talleres pedagógicos, seguimiento y protocolos de actuación ante posibles contagios, además de habilitar ayudas para cubrir las necesidades básicas de alimentación, higiene y salud.

 

Foto: Aldeas Infantiles

 

A través de la campaña ‘A tu lado’, Save the Children presta apoyo a los cerca de 8.000 niños que atiende en toda España, con especial preocupación por las consecuencias del cierre de centros escolares en familias especialmente vulnerables. Hasta ahora, Save the Children ha atendido a más de 1.500 familias (unos 2.400 niños y niñas), asistiéndoles en aspectos como la continuidad de enseñanza a distancia (mediante tabletas electrónicas y apoyo de tutores a distancia) y el refuerzo nutricional mediante cupones que pueden canjear en supermercados.

 

Te puede interesar: