Fachada del Banco de España, en Madrid. EFE/Chema Moya

Obtiene una nota de 97,67 sobre 100 en el ranking de Mazars y el Foro de Instituciones Monetarias y Financieras Oficiales, publicado esta semana

 

El avance en igualdad de género en España es, aunque quizás demasiado lento, imparable. Cada día son más los ámbitos en los que nuestro país da un paso más y se sitúa a la vanguardia. El último ejemplo: el Banco de España. La institución ha obtenido el primer puesto en el ranking sobre igualdad de género entre 173 bancos centrales mundiales, elaborado por Mazars y el Foro de Instituciones Monetarias y Financieras Oficiales (Omfif, por sus siglas en inglés) y publicado el jueves, 5 de marzo.

La institución ha obtenido una puntuación de 97,67 puntos sobre 100; una calificación que no ha llegado al total de puntos debido, precisamente, a que hay más mujeres que hombres en las posiciones directivas del Banco de España. Algo que solo ocurre en 12 entidades de las 173 analizadas por el estudio.

Según el informe, la institución se encuentra “muy por delante” de otros bancos centrales de su entorno, como el de Alemania (posición 33), el de Francia (45) o Reino Unido (67). Es más, una quinta parte de los 173 bancos centrales analizados no cuenta con mujeres en posiciones de alta dirección o comités de políticas monetarias –más de la mitad de estos casos en las zona de Oriente Medio y Asia Pacífico. Solamente 14 bancos centrales de todo el mundo están dirigidos por una mujer, incluyendo el Banco Central Europeo, liderado por Christine Lagarde, la primera presidenta.

La buena posición del Banco de España contrasta, no obstante, con el descenso de la puntuación de los bancos centrales europeos que, como los de Norteamérica, perdieron en su conjunto un punto.