España celebra el centenario de la inauguración de la primera línea aeropostal que pasó por nuestro país. Fue este el primer paso en nuestro país de un sector de alto valor añadido que ha contribuido a la economía, al turismo y a su papel conector dentro del entorno geográfico nacional e internacional

Este verano se cumplen 100 años de la primera incursión de España en transporte aéreo comercial. Se inauguraba entonces la primera línea aeropostal que pasaba por nuestro país, que enlazaba Toulouse y Casablanca haciendo escala en Barcelona, Alicante y Málaga. Por otra parte, se promulgaron una serie de reales órdenes que permitieron el nacimiento y desarrollo del sector y se creó el primer organismo administrativo de la aviación civil: el Negociado de Aeroestación y Aviación Civiles.

Para conmemorar el inicio de esta nueva era, la Dirección General de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, y la Fundación Enaire, dedicada a fomentar e impulsar la cultura aeronáutica en la sociedad, han coordinado una serie eventos con una línea argumental común. Entre ellos destacan una exposición fotográfica en PhotoEspaña y diversas jornadas de divulgación relacionadas con la aviación en las que están participando invitados internacionales.

Con ello se busca no sólo recordar estos hechos, sino también rendir homenaje a todas las personas que han contribuido a lo largo de la historia al desarrollo del transporte aéreo en nuestro país. Además de mostrar los avances tecnológicos que se han alcanzado en este campo y de poner en valor la importancia de este medio de transporte a través de los grandes hitos que ha alcanzado dentro de nuestras fronteras. Y destacando su contribución a la economía, al turismo y a su papel conector dentro del entorno geográfico nacional e internacional.

España, candidata al Consejo de la OACI

Aprovechando esta circunstancia, España ha presentado candidatura para ser reelegida como miembro del Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) durante el próximo trienio (2020-2022). Se trata de una entidad especializada dependiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que establece las normas internacionales necesarias para la seguridad y eficacia del transporte aéreo.

El Consejo de la OACI está compuesto por 36 miembros (de los 193 estados asociados) y es el máximo órgano ejecutivo de dicha entidad. España lleva en él desde 1951 de forma ininterrumpida y aspira a mantener su posición. Los resultados de esta campaña se conocerán a finales de septiembre, durante la 40 Asamblea General de la entidad que tendrá lugar en Montreal (Canadá) y en la que el centenario español estará muy presente.

De hecho, este organismo internacional también está este año de celebración: conmemora el 75 aniversario del Convenio sobre Aviación Civil Internacional, comúnmente conocido como el Convenio de Chicago, que permitió la creación de la OACI. Un encuentro histórico que tuvo lugar en diciembre de 1944 y en el que España estuvo presente.

Las cifras de nuestro sector aeronáutico

Por su situación geográfica, España es uno de los países más importantes del transporte aéreo. Sus 46 aeropuertos son el principal nexo de unión entre Europa y Latinoamérica, y cuentan con unas infraestructuras capaces de hacer frente a las exigencias del tráfico aéreo. El pasado año dieron servicio a casi 264 millones de pasajeros, lo que convierte a nuestro país en el quinto del mundo en número de pasajeros. Esta cifra supone, además, un 5,8% más que el volumen calculado durante 2017, siendo el quinto año de crecimiento consecutivo.

España cuenta con el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros, AENA. Además, el proveedor de servicios de navegación aérea en nuestro país, ENAIRE, gestiona 2,2 millones de kilómetros cuadrados de espacio aéreo en tres regiones de información de vuelo. Cada año se transportan en nuestro país más de un millón de toneladas de carga en unas 1.700 rutas y hacia 339 destinos internacionales.

Este medio de transporte ha sido esencial para posicionarnos como segundo destino turístico a nivel mundial, con 82 millones de visitantes en 2017, de los cuales el 81,5% llegaron por vía aérea. Unas cifras que muestran parte de la dimensión que tiene el sector del turismo en nuestro país, que supone casi un 15% del Producto Interior Bruto (PIB) y que genera cerca de un millón de puestos de trabajo directos y dos millones indirectos.

Un apoyo para la cooperación internacional

EFE / Juan Carlos Hidalgo

A lo largo de estos 100 años, la aeronáutica ha realizado grandes aportaciones también en otros entornos, como los de la cooperación internacional y el salvamento marítimo. Como parte de la estrategia de la Unión Europea, España realiza programas de evaluación y capacitación en países del norte de África, Latinoamérica, Asia y Europa del Este para las autoridades de aviación civil, con el fin de mejorar sus regulaciones y procedimientos nacionales.

Lleva a cabo programas de ‘hermanamiento” de evaluación de las autoridades y sus estándares, que son proyectos de unos 2 años de duración que implican una media de 125 misiones de expertos españoles. Además, da soporte en programas de capacitación en 16 países de Centroamérica, Sudamérica y Norte de África bajo el programa Actcorsia (Assistance, Capacity Building and Training).

En el apartado de Servicio de Búsqueda y Salvamento (SAR), dependiente del Ministerio de Defensa, la aeronáutica española cuenta con tres centros coordinadores de salvamento (RCC) y tres unidades aéreas de búsqueda y rescate en Mallorca, Gran Canaria y Madrid. Cada una de ellas cuenta con 8 aviones de vigilancia marítima y 12 helicópteros. Sus tripulaciones, formadas por 180 miembros del Ejército del Aire, prestan un servicio ininterrumpido de alarma.

Estos son sólo algunos ejemplos del desarrollo del sector aéreo en nuestro país, que se ha visto enriquecido en los últimos años con la llegada de los drones al ámbito civil, también conocidas como aeronaves pilotadas por control remoto (RPAS). Con más de 70 empresas especializadas en su diseño y construcción, España se sitúa en el 10.º puesto a nivel mundial y 5.º europeo en número de modelos. Además, es pionera en seguridad preventiva en este campo gracias a las normativas que ha ido implantando desde 2014.