Foto: Centro Nacional de Microbiología-ISCIII

Doce grupos de investigación de diferentes áreas del CNM abordan el virus SARS-CoV-2 desde todos los frentes implicados en el abordaje del virus: desde el conocimiento del virus y su vigilancia epidemiológica, hasta el desarrollo de tecnología propia y prototipos de vacunas

 

Pese al control de la pandemia y la vuelta paulatina a una cada vez mayor normalidad, España no ha cesado en su intento de encontrar soluciones contra el coronavirus. Una de las últimas muestras es el nuevo proyecto de investigación para dar una respuesta integral a la Covid-19, aprobado por el Instituto de Salud Carlos III, a través del Centro Nacional de Microbiología (CNM-ISCIII).

Denominado “Coordinación de actividades de investigación en el CNM para realizar una respuesta integradora frente a la pandemia por SARS-CoV-2 en España”, 12 grupos de investigación de diferentes áreas del CNM-ISCIII trabajan desde todos los frentes implicados en el abordaje del virus. Coordina el proyecto Inmaculada Casas, responsable de la Unidad de Virus Respiratorios y Gripe (VRP) y directora del Centro Nacional de Gripe de la OMS en Madrid.

Como apuntan desde el Ministerio de Ciencia, se trata de una cooperación sin precedentes en el CNM que pone en común la experiencia de los diferentes grupos y abarca desde la vigilancia virológica, el conocimiento del virus y la respuesta de anticuerpos específicos, hasta el desarrollo de tecnología propia, la validación de la ya existente, la aplicación de prototipos de vacunas y el estudio de biomarcadores predictivos de la evolución de la enfermedad en pacientes, además de analizar la automatización de diferentes procesos.

Entre los diferentes objetivos del proyecto está el de tejer una red de laboratorios de virología (RedCoVID) designados por los servicios de Salud Pública de las diferentes Comunidades Autónomas en coordinación con el Centro Nacional de Epidemiología (CNE-ISCIII), aprovechando las bases y experiencia de la Red de Laboratorios de Vigilancia de la Gripe. Esta unidad será la encargada de dotar a los laboratorios de la red de controles y materiales de interés, entrenar al personal y preparar controles de calidad, evaluar reactivos de diagnósticos, cultivar el virus y establecer una colección de muestras o biobanco para que puedan utilizarlas los integrantes de la nueva RedCoVID.

 

Análisis de las cadenas de transmisión

 

Coronavirus SARS-CoV-2 (en naranja) invadiendo una célula (en verde). Imagen: NIAID-NIH

 

Entre los objetivos de la nueva red del CNM también está el análisis pormenorizado de las cadenas de transmisión del virus a través de la secuenciación completa de los virus y su análisis bioinformático. Técnicas que les permitirán aproximarse al origen temporal y geográfico, las vías de difusión y el ritmo de crecimiento del virus entre la población.

Por su parte, la Unidad de Serología (SER) realizará estudios sobre el estado inmunológico; es decir, el nivel en que la población de España posee anticuerpos frente al virus y su grado de protección. Para ello prevén realizar una investigación de los test serológicos para determinar su utilidad y limitaciones a la hora de detectar los anticuerpos, a la vez que, en coordinación con otras unidades científicas, se valora la posibilidad de diseñar una tecnología propia del CNM para dotar a la RedCoVID y al Sistema Nacional de Salud de alternativas a los métodos comerciales.

Respecto al análisis de la capacidad y eficacia de los anticuerpos a la hora de neutralizar al SARS-CoV-2, diferentes unidades estudiarán y caracterizarán los diferentes anticuerpos presentes en distintos grupos poblacionales de España.

 

A la búsqueda de un prototipo de vacuna

 

Las unidades coordinadas bajo el proyecto del CNM también tienen entre sus objetivos el desarrollo de sistemas para el manejo y control de los pacientes mediante un prototipo de vacuna. Las secuencias virales disponibles de interés serán la base para considerar los virus frente a los que dirigir este prototipo de vacuna, que se caracterizará en ratón como modelo animal.

Por último, para poder evaluar el pronóstico de la infección y predecir la gravedad de la misma en un paciente en concreto, el nuevo proyecto de coordinación contará con una batería de posibles biomarcadores predictivos en muestras de sangre procedentes de dos hospitales madrileños, de tal forma que puedan observar la respuesta inmunológica contra el SARS-CoV-2.

 

Más información:

 

Te puede interesar: