Revive programas míticos de nuestra televisión gracias al Archivo de TVE y a YouTube

 

Desde el comienzo de sus emisiones en 1956, los programas de Televisión Española han marcado épocas y han formado parte de la vida de millones de familias. Gracias al Archivo de RTVE podemos revivir –o descubrir- algunas de sus producciones más emblemáticas.

 

Historias para no dormir

 

 

Narciso ‘Chicho’ Ibáñez Serrador, una de las figuras más influyentes de la televisión en España, importó con esta serie el género cinematográfico del terror, por entonces casi desconocido en el país. Él mismo presentaba, al estilo de Hitchcok, cada uno de los episodios, que daban vida a historias de Allan Poe o Ray Bradbury, además de otros guiones originales.

 

 

Un, dos, tres

 

 

Si con Historias para no dormir, Ibáñez Serrador fue innovador, con el Un, dos, tres directamente creó un universo televisivo nuevo. Fue el primer formato español en exportarse masivamente y convertirse en uno de los más vistos no solo en España –con audiencias que rondaban los 20 millones de espectadores-, sino en Bélgica, Países Bajos, Portugal, Alemania o Reino Unido.

 

El hombre y la tierra

 

 

Emitida por primera vez en 1974, encumbró al carismático naturalista Félix Rodríguez de la Fuente y no solo triunfó en España, sino que se convirtió referente para documentales en todo el mundo. Premiada en Montecarlo y París, está considerada la Mejor Producción de la Historia de la Televisión Española por la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España.

 

La edad de oro

 

 

Programa de culto por excelencia, el espacio estrenado en 1983 en la segunda cadena de TVE y presentado por Paloma Chamorro, fue plataforma y reflejo de la llamada Movida Madrileña. Por su plató pasaron representantes de las tendencias culturales más alternativas y rompedoras que se abrían paso entre la todavía encorsetada sociedad postfranquista.

 

La bola de cristal

 

 

¿Un programa infantil de los ochenta que trataba a los niños como adultos y reflejaba los cambios de la Transición española y las manifestaciones artísticas de la Movida Madrileña? La Bola de Cristal, dirigida por Lolo Rico, solo estuvo en antena 4 años, pero dejó en la conciencia de toda una generación personajes como la Bruja Avería, los electroduendes y a la icónica e incombustible Alaska.

 

Verano azul

 

 

Con solo 19 episodios, la producción de Antonio Mercero caló en la memoria colectiva de los 80. Las aventuras de un grupo de adolescentes en la localidad costera de Nerja, que también se emitieron en Latinoamérica y Europa, rompieron moldes al tratar temas hasta entonces novedosos como el divorcio, las libertades, las protestas sociales o el medio ambiente.

 

El gran circo de TVE

 

 

Herederos de una larga tradición familiar circense, y después de cosechar éxito en América Latina, los payasos de la tele –Gaby, Fofó y Miliki Aragón– llegaron a TVE en 1973, donde se convirtieron en un fenómeno. Al trío original se sumarían más tarde algunos de sus hijos, hasta llegar –con diferentes programas- a la década de los 90. Pocos artistas han influido tanto en varias generaciones de españoles.

 

Operación Triunfo

 

 

La primera edición de OT consiguió batir récords de audiencia –más de 13 millones de espectadores en la gala final- y de ventas de discos –más de 4 millones-, convirtiéndose en uno de los mayores fenómenos televisivos, musicales y sociales de España. Además de volver a convertir el Festival de Eurovisión en el espectáculo más visto del año.

 

Cuéntame cómo pasó

 

 

La inconfundible voz en off de un Carlitos adulto comenzaba en 2001 a narrar la historia de su familia, los Alcántara, y todavía no ha parado, convirtiéndola en la serie más longeva de la televisión española. La producción, con la que hemos revivido desde la llegada del hombre a la luna hasta la caída del muro de Berlín, se ha exportado a diferentes países de Europa, América Latina y Norteamérica, y fue candidata a dos premios Emmy.

 

El Ministerio del Tiempo

 

 

Si los Alcántara han evolucionado con el tiempo, los agentes de este Ministerio secreto directamente viajan por él. La creación de los hermanos Olivares ha conseguido elogios de la crítica y una potente base de fans en redes sociales, los ministéricos, además exportar su formato a Portugal, China, Italia, Francia y Alemania.